¿Cómo funciona el monopolio sueco del alcohol?

Systembolaget se fundó en 1955 tras siglos intentando regular el consumo del alcohol en Suecia, por ejemplo mediante el uso de medidas como el racionamiento del alcohol y la introducción de la cartilla de racionamiento. Durante mucho tiempo, solo se podían comprar productos dispensados, lo que provocaba largas colas.

El gobierno sueco gestiona el monopolio de las ventas minoristas de bebidas alcohólicas. Es decir, todas las ventas minoristas de alcohol, vino y cerveza, con un % vol. superior al 3,5 %, tienen lugar a través de la compañía estatal Systembolaget. Systembolaget opera más de 430 tiendas en todo el país, y cuenta con más de 500 representaciones en pequeñas comunidades. Los artículos se venden en tiendas sin maximización del beneficio, y las técnicas de incremento de ventas (upselling) están prohibidas.

Hoy día, las tiendas se centran más en el cliente, con una completa gama de productos, horarios más amplios, y personal formado y experto.

Cuando Suecia se incorporó a la UE en 1995, al país se le permitió mantener su monopolio de ventas minoristas sobre el alcohol, pero se abolió el monopolio sobre la producción, importación, exportación y ventas a restaurantes, lo que abrió las puertas a que empresas pudieran comenzar a importar y vender directamente a restaurantes. Sigva se fundó en ese momento, por lo que ya tenemos mucha experiencia dentro del grupo.

Cifras y estadísticas

El surtido fijo de Systembolaget está formado por unos 2.500 productos, con otros 13.000 en el surtido para pedir. Cuatro veces al año, nuevos lanzamientos fijos se incorporan al surtido, y también hay muchas entradas temporales.

  • Ventas de Systembolaget en 2015
  • Cerveza: 235.109.864 litros
  • Vino: 199.179.656 litros
  • Bebidas espirituosas: 18.599.572 litros
  • Sidra: 10.554.800 litros
  • Bebidas no alcohólicas: 1.957.745 litros

Proceso de licitación y compra

Se envía un plan de lanzamiento a todos los importadores autorizados donde se describen los productos que Systembolaget desea añadir a su gama el próximo año. Después hay una solicitud de licitación especificando los productos hasta el más mínimo detalle. Los vinos que responden a esta descripción tienen la oportunidad de incorporarse a la gama fija, exclusiva o de pedidos. Los vinos seleccionados para la gama fija permanecen ahí más tiempo.

Envío de licitaciones

Una vez remitidas, se examinan las licitaciones. Systembolaget puede rechazar cualquier propuesta que no se haya cumplimentado de forma correcta, o que carezca de algún dato solicitado. Algunas de las propuestas de producto enviadas son seleccionadas entonces para una cata.

Cata de vinos

Tres sumilleres independientes se someten a una cata ciega de los vinos, que se evalúan individualmente conforme a un determinado sistema de puntos. Los vinos se puntúan conforme a lo bien que responden a los perfiles de cata buscados. Esto implica que Systembolaget inspecciona las muestras enviadas del vino ganador para garantizar que el vino suministrado es el mismo que el catado.

Los vinos pueden puntuar 1-9 puntos en cada prueba, con una puntuación máxima de 27 puntos. Ganadores: el vino con la mayor puntuación gana su lanzamiento y el responsable de los compradores se lo notifica al importador el mismo día.

En esta fase, se deben enviar más muestras para una evaluación técnica efectuada en laboratorio.

Inicio: diez semanas antes del lanzamiento, se remite una caja del vino seleccionado a Systembolaget. Se lleva a cabo una prueba de caracterización, además de una cata para críticos y periodistas vinícolas. Los nuevos vinos se presentan en Varunytt, la publicación de Systembolaget, antes de su lanzamiento.

Esta publicación se distribuye el día del lanzamiento y está disponible en todas las tiendas. Entonces se lanza el vino para que se pueda comprar en tienda. Emitimos un pedido al productor una vez recibidas las muestras del lanzamiento, diez semanas antes del lanzamiento.